Scorsese y el cine negro

marzo 19, 2010

En Shutter Island, Scorsese muestra su cara más comercial, pero a la vez nos invita a sumergirnos en las profundas tramas que componen una película de cine negro con tintes paranoicos y giros inesperados.

El director cuenta con un Di Caprio en plena forma, y la aparición de Ben Kingsley interprentando a un retorcido doctor, sirve como pulmón cuando el protagonista lleva más de quince minutos seguidos chupando plano.

Éste film se trata de una adaptación. La obra original la escribió Dennis Lehane, autor, en otras obras maestras, de “Mystic River“, pero, de todos modos, la huella de Scorsese se hace notar, y aún más la de Robert Richardson, posiblemente el director de fotografía más codiciado del momento y habitual mano derecha del director neoyorkino además de Tarantino y Oliver Stone.

Obviamente no es Taxi driver, Toro Salvaje o Infiltrados, pero Martin ha vuelto a dar un golpe sobre la mesa demostrando tener muy buen tino a la hora de elegir novelas para adaptar y sobre todo, tablas más que suficientes para contarnos una historia tan oscura de una forma amena y elegante.